miércoles, 6 de mayo de 2009

LENIER

LENIER

Lenier es tal vez uno de los gays más famosos de Trinidad de Cuba. Ya sé que no soy la persona más indicada para expresar algo así, puesto que no me he movido entre homosexuales. Más bien debo reconocer que durante mi adolescencia, me dediqué a descartarme de ellos echándome novias para relaciones supersónicas, que sólo tenían el objetivo de dejar clara mi condición sexual, no por exceso de testosterona, sino más bien, por exceso de miedo a ser vejado, maltratado y humillado por esos “machotes” con los que me codeé de continuo en los institutos y universidades donde estudié.

La vida de los homosexuales en Cuba, al menos en los años 70 y 80, (a partir de los 90 las cosas han empezado a cambiar) no era nada fácil. Yo recuerdo que aquellos pobres chicos que se atrevieron a confesar su homosexualidad, muchas veces sufrieron las crueldades del trato que sus propios compañeros les dábamos, y uso la primera persona del plural, porque tal vez no hice lo suficiente para ayudarlos por allá por los años de mi adolescencia.

Eso sí, tengo que decir que jamás le retiré mi amistad a los chicos homosexuales con los cuales me relacionaba, y mientras más edad fui teniendo, mi actitud ante los maltratos y vejaciones a gays y lesbianas, era cada vez más clara y contundente.

Muchas veces discutí con amigos heterosexuales porque ellos esperaban de mí una actitud de rechazo ante mis amigos gays. Alguna vez permití que un amigo de orientación sexual diferente a la mía, durmiera en mi habitación en la universidad, y eso no siempre era visto con buenos ojos. Me estaba arriesgando a ser tildado de homosexual, y seguramente hubo quien lo pensara de mí, y seguramente habrá quien lo piense todavía.

Durante los últimos años que estuve en Cuba, ya no me preocupaba por dar explicaciones sobre mi condición sexual. No hace mucho, conversando con un amigo homosexual, me confesó que una vez un amigo suyo le comentó que estaba convencido de que yo también lo era.

He encontrado en la red la foto de Lenier y esta imagen me ha dado pie para escribir estas palabras.

Una noche estaba yo en una discoteca de la ciudad con unos amigos españoles y uno de mis amigos se fijó en Lenier. Le gustó al parecer, le cayó bien, qué se yo. Lo cierto es que esa misma madrugada, mientras buscábamos un sitio donde amanecer, nos encontramos de nuevo a Lenier sentado en un parque de la ciudad. Mi amigo español se le acercó y le preguntó si esperaba a alguien y él dijo que pensaba que ya no vendría la persona que esperaba, así que le propusimos venir con nosotros y él también amaneció en nuestra compañía.

Recuerdo que le leí las manos. Lenier era uno de los homosexuales que mostraba con orgullo su condición sexual y eso provocaba admiración. La gente decía a sus espaldas que era yudoca o luchador, no lo sé bien, pero que sabía defenderse muy bien, y que era capaz de darle una paliza a cualquiera que lo ofendiera.

En los días sucesivos me encontré con Lenier muchas veces en la calle y siempre lo saludaba y conversábamos.

Una tarde nos encontramos en el parque del centro de la ciudad. Yo esperaba a un amigo, y él vino y se sentó a mi lado y allí estuvimos conversando un rato. Cuando se marchó, oh, Dios mío, se me acercó un señor y empezó a decirme cosas lascivas, dando por sentado que yo era homosexual.

Era una persona desagradable y baja. Sus palabras sonaban en mi oído provocándome asco y mucha rabia. Por entonces yo ya practicaba el perdón y el amor al prójimo, pero recuerdo que ese día estuve a punto de lanzarme contra él y golpearlos hasta conseguir que se tragara sus palabras.

Ahora agradezco haberme visto por un instante en el papel de un homosexual, porque me ha permitido entender mucho mejor lo que es y lo que se siente cuando te toca sufrir el rechazo de una parte de la sociedad por algo tan insignificante como tu condición sexual.

TADEO

11 comentarios:

naná dijo...

Hola Tadeo, cómo estás?
Muy buena actitud la tuya, te felicito.
Un beso.
naná

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Me alegra mucho tenerte por mi espacio. Muchas gracias por dejarme tus lindas palabras. Besitos:
Tadeo

Aguaya dijo...

¿Te consideras parte de la Blogosfera Cubana, vivas o no en la isla? ¡Entonces este aviso es para ti!

Te invitamos a llenar una abarcadora Encuesta sobre la Blogosfera Cubana.

Si no puedes llenar la encuesta online o no tienes acceso a Internet, escribe un mensaje a: encuesta@lahuelladelblog.com solicitando la encuesta como documento de texto, y envíanos después las respuestas por email.

¿Habrá más bloggers cubanos hombres que mujeres? ¿Será el tema político el más importante en los blogs sobre Cuba?

¡Sé parte de las estadísticas que queremos procesar! ¡Ayúdanos a conocer mejor a la Blogosfera Cubana y a sus bloggers!

Recibe mientras un saludo bloguero.

Alfonso dijo...

Estupendo testimonio. Las personas homosexuales en Cuba han sufrido mucho. Ahora no sé como estará el tema. Tengo en mente a Reynaldo Arenas. Saludos !

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alfonso:
El tema ha cambiado mucho, si tomamos como referencia a Reynaldo Arenas. Téngase en cuenta que sus testimonios datan de la década del 60 y 70. Casi 40 años después mucho ha cambiado todo en la isla. En mis tiempos, (nací en 1971), es decir, en los años 90, ya la situación de los gays no era tan mala, pero Cuba sigue siendo un país machista y hay homofobia. Eso sí, de los tiempos de Reynaldo Arenas hasta acá, las cosas han mejorado y mucho. Un abrazo:
Tadeo

la margarita mia dijo...

siempre hay quien se cree con el derecho de menospreciar con lo que no comulga, ofender y vejar a quien no es como ellos o no comparte sus ideas, pero gracias que cada ves mas las cosas se van poniendo en su sitio y quedan menos intransigentes de este tipo o de otro porque no solo es inherente al colectivo gay.

solopoesias dijo...

WOOUUU!
MI QUERIDO AMIGO, HE QUEDADO SIN ALINTO ANTE TUS PALABRAS...

NO SOLO ERES GRANDE EN LAS LETRAS, TAMBIÉN DE ESPÍRITU!

AHORA TE ADMIRO AÚN MAS!!!

BENDICIONES MUCHAS!!!!!

MIRTA LÍLIAN CORDIDO.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Margarita mía:
Dices muy bien, gracias a Dios los tiempos cambian y cada vez son mejor aceptados tanto los homosexuales como otras minorías sociales. Creo que la actitud de amor y respeto al prójimo cada vez es más palpable, por suerte, porque lo lógico es que nos vayamos humanizando. Eso sí, queda muchísimo por hacer aún. Encantado de tener aquí tus palabras. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Mirta Lilian:
Es un placer tenerte por mi blog. Ahora siento pena por tenerlo tan abandonado. También les debo mis visitas. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

Muy simpatico tu post, pero es una lastima que tuvieras que utilizar la mitad del mismo para anunciar, comentar y volver a comentar que NO eres gay, hubiera sido mejor que solamente hubieras escrito algo agradable sobre tu amigo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Anónimo:
Entiendo lo que me dices, pero soy sólo un hetero que pretende acercase al mundo gay dejando detrás sus prejuicios. Uno que eligió este tema entre muchos otros, porque así lo siento y porque creo que así constribuyo y hago bien a la normalización de las relaciones entre hoteros y gays, lesbianas y transexuales. No pretendo ser la piedra angular de este camino, sólo pretendo ser una piedra más que ayude a terminar la calzada. Un abrazo y besitos (seas gay o no)
Tadeo