martes, 18 de marzo de 2008

ANOCHECER EN LA PLAYA


ANOCHECER EN LA PLAYA

Esta no es la primera vez que hablo de la playa de mi pueblo. Pero es que ella marca cada uno de los momentos de mi vida. Es un lugar de visita constante y obligada. Miles de recuerdos se agolpan en mi mente cada vez que observo estas imágenes.

Tengo recuerdos de mi niñez montando en los columpios, jugando con los salvavidas y las pelotas, el momento en que aprendí a nadar de la mano de mi padre, los bailables los fines de semana, luego la adolescencia y las primeras chicas, el placer de contemplarlas en bikini en medio del mar, el sol y la arena.

Hubo un tiempo en que la playa se convirtió en un sitio al que me apetecía llegar corriendo. Corría los 12 km que separan la playa de la ciudad, y luego allí me dedicaba a nadar. Me pasaba allí todo el día y luego regresaba caminando. Llegaba a casa muerto de cansancio. Me daba una buena ducha, cenaba muy poco y me metía en la cama a dormir hasta el día siguiente en que me levantaba bien tarde. Eso me encantaba, esa sensación de cansancio y de vida sana.

A veces, usaba la playa para hacer ejercicios de meditación, para ponerme en contacto con esas energías de la naturaleza que los yoguis utilizan para armonizar sus cuerpos y sus mentes.

Una vez viviendo en España, y regresando a Cuba cada mucho tiempo, procurábamos aprovechar la playa al máximo. Aprovechando que teníamos transporte a nuestra disposición, nos quedábamos a ver anochecer, a disfrutar del ocaso, y la verdad es que es una experiencia maravillosa e inolvidable. Esta foto la hice justo en ese momento en que se nos marchaba el día.

TADEO

3 comentarios:

isol dijo...

Tadeo yo no conozco el mar,pero viendo esa imagen comprendo porque extrañas la playa,aqui tengo cerros y en mi adolescencia me gustaba subirlos a pié y una vez arriba sentarme en el Cristo(una estatua gigante) a leer mi libro favorito,luego bajaba de nuevo a pié deteniendome en las cascadas,y si he sentido esa sensación de cansancio sano que dices y es inolvidable y maravillosa.Cuba se vé preciosa,un día quiero conocerla,no estoy tan lejos.Cunado mis hijos sean grandes y estemos más estables economicamente planeamos con mi esposo viajar mucho y conocer lugares bonitos como Cuba.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Isol:
¿No conoces el mar? Vaya, pues para mí es lo más maravilloso que hay. El mar es el elemento de la naturaleza que más me fascina y donde mejor me siento.
Ojalá que visites mi país. Ya sabes, en Trinidad tienes una casa. Sólo necesitas preguntar por mí ahí en la zona vieja. Besitos:
Tadeo

Ángela dijo...

Maravillosas vivencias se disfrutan en las playas de cualquier lugar. No quisiera perderme un atardecer caribeño, o ese atardecer de la fotografía. Besitos