jueves, 25 de septiembre de 2008

LOS OBJETOS DEL RECUERDO



LOS OBJETOS DEL RECUERDO

Cuando mi padre vio las cajas de cerillas españolas, e intentó encender su tabaco con ellas, no lo consiguió a la primera, quizás tampoco a la segunda, así que, echando de menos a las cajas de fósforos cubanas, dijo:
“Acabo de encontrar algo de España que es peor que lo que tenemos en Cuba: las cajas de fósforos.
Puede ser, seguramente las de la isla se encendían mejor, y bueno, seguramente también eran más peligrosas, porque si hasta los niños podían terminar haciendo fuego con ellas, pues ya ustedes se imaginarán.
He encontrado en la red una rara muestra de productos cubanos que seguramente nos traerán a todos grandes recuerdos.
Las libretas que nos daban en los colegios, esas tan ligadas a nuestra educación. Tanto escribí en ellas, tantas libretas de estas forré, e incluso, puede que alguna de ellas aún quede con vida por allá por mi casa con poemas, o simplemente apuntes de clases.
Los radios cubanos, las planchas rusas, los vasos o jarros hechos con latas de conservas rusas, las latitas de especias, las cajetillas de cigarro, las que nunca fumé, pero que sí debí vender por allá por los 90 para subsistir en mis tiempos de estudiante universitario.
Como éste es un espacio para el recuerdo, les dejo estas imágenes con la esperanza de que al verlas, más de uno sienta tocados sus corazones.
También sé que algunos no querrán acordarse ya de nada de esto, en ese caso, les pido disculpas, pues de todo hay la viña del Señor.

TADEO

13 comentarios:

Juan Luis Pujol Ruíz dijo...

Hermano, buenísima esa colección de fotos de cosas cubanas. En verdad, como predices, nos trajo muy buenos recuerdos...
Mira, los recuerdos de esos tiempos lejanos, en que éramos niños, siempre creo que serán gratos, a mi en particular, también me ponen algo nostálgico, pero al evocar cosas que han quedado olvidadas o demasiado guardadas en nuestro almacén de los recuerdos, tengo una sensación rara y gratificante a la vez, no en balde alguien dijo que: "recordar es volver a vivir", así que ánimo y continua con tus post tan creativos como siempre.
A mi esposa le recordaste las laticas de harina lacteada, que de seguro a todos nos encantó en su momento.

naná dijo...

Qué interesante ver esos objetos, tan raros para mi; pero me dan un panorama de tu país, que es bueno saberlo; bueno por estos lados entre los objetos de mi infancia te puedo mencionar las latas de té inglesas, los cuadraditos de azafrán españoles, los primus alemanes.
la última lata que mostrás, está reformada como taza, verdad?
Saludos.
PD: perdón que me vine de entrometida.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Juan Luis.
Sí que me acuerdo de las latas de harina lacteada. A mí me gustaban mucho y las comía así sin leche ni nada, y bueno, también con leche.
Me alegra mucho tener tu comentario por este espacio. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Sí que son raros para ti estos objetos, pero para los cubanos son demasiado comunes, porque en nuestro país no había esa gran variedad de productos. Por ejemplo, en todas las casas había una plancha como esa. No había una gran variedad de planchas. Así eran las cosas allá. Las libretas, estas eran las que nos daban en el colegio, así que todas tuvimos de estas, en fin. Lo que ves al final es una lata de carne de los países de la Europa del Este convertida en jarro por la inventiva del cubano.
Ah, siempre eres bienvenida aquí. Este no es un espacio sólo para cubanos, sino que es para todo el mundo. Besitos.
Tadeo

jorge xiques dijo...

También yo he recordado muchos momentos de nuestra niñés y adolescencia, todos esos objetos nos fueron muy cotidianos, desde las libretas hasta las cajetillas de cigarros, y más a los trinitarios con la fábrica de cigarrillos, de la calle Santo Domingo y la esquina de Punta Brava,¡Cuantos trinitarios no han hecho "negocio" con el trapicheo de cigarros!.
Y eso que te ha faltado la imagen de las botellas de aguardiente de caña con la etiqueta verde, las que llenaban las estanterías de las bodegas antes del llamado "período especial".¿te acuerdas?.
Un saludo hermanito. siempre es un placer leer tus escrito llenos de ingenio, poesias y recuerdos de nuestra tierra.
Hasta pronto.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Jorge:
Me alegra que un cubano pase por aquí y corrobore lo que yo pienso, y es que estas imágenes viven y vivirán por siempre en nuestras mentes porque son pedazos de nosotros mismos. Verlos otra vez nos alborotan los recuerdos, y recordar es volver a vivir, así que no está mal.
Un placer tenerte por aquí. Un abrazo:
Tadeo

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

No sé cómo ni con qué ilusión volvemos "a los zapatos viejos" (como dice un verso de nuestro poeta cartagenero Luis Carlos López), pero todos tenemos nuestras cajas de fósforos (cerillas) gurdadas, no necesariamente en lo físico sino en la memoria y son parte de nosotros.

Me paseé por tus BLOGS y me gustó tu autenticidad. Gracias pro nevaegar en el mío y en mi poesía

Un abrazo colombiano para ti y para tu hermosa hija

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Estimado Francisco:
Me da mucha alegría tenerte por mis predios. Veo que te has pasado por mis diferentes blog, qué bueno. Eso sí, esperaba tu comentario en mi espacio poético, así que ver tu mensaje por aquí me ha sorprendido. En todo caso estoy agradecido y feliz de tenerte por aquí. Un abrazo:
Tadeo

El Abogado de Sofía dijo...

Hola, Tadeo, respondo a tu comentario en mi blog:

Sí, soy joven por mi edad..., pero es posible que mi alma haya envejecido algo en ciertos aspectos debido a la reflexión... Pienso que el comunismo, si no cuenta con una población culta, atenta a la actividad de los políticos, suficientemente organizada y que tenga los medios adecuados para actuar con eficacia frente a los posibles abusos o injusticias que puedan cometer los gobernantes, tiende a la tiranía, como pasó con la URSS de Stalin. Supongo que todo depende de que "realmente" haya democracia y el Gobierno y la Administración no se hallen corrompidas. Esto es algo que corresponde examinar en el caso concreto de cada país.

Quizás estas consideraciones no se las hagan muchos jóvenes, que sólo se fijan en el fin del comunismo (que es hermoso y noble), pero no tanto en los medios para llevarlo a cabo, que es donde vienen los problemas, pues los políticos suelen traicionar a la gente que les apoyó e incumplir sus promesas en cuanto acceden al poder, y más aún si éste es un gran poder, como sería el de un Estado comunista, ya que es un Estado muy intervencionista.

Yo soy reflexivo (algo que puede que no sea muy común en los jóvenes), por lo que quizás me planteo las cosas con realismo, aunque no sé si con mucho acierto o no...

Posiblemente tengáis razón Freud y tú, y todo esto esté relacionado con la potencia sexual. Yo no he entrado a examinar esta cuestión ni otras muchas para no hacer una reflexión demasiado larga. Simplemente siguiendo la lógica que plantea Víctor Hugo en su frase, he hecho alguna reflexión generalizadora y que, por tanto, no expresa totalmente la verdad, pues hay muchísimas excepciones y muchísimas matizaciones que hacer.

Por cierto, siguiendo la lógica que planteas con la frase de que a los niños les gusta escuchar la historia..., deduzco que soy un niño, pues de momento me conformo con estudiarla y, después, "hacerla"... pero presiento que muy poco voy a poder hacer, jejeje.

En fin, muchas gracias por tu comentario. Y ánimo con las abdominales, jejeje.

Ahora quería comentar lo que dices en el mensaje de presentación de tu blog: "NUNCA HE SABIDO CON CERTEZA SI SIRVE DE ALGO APRESAR LOS RECUERDOS"

Me sorprende que un historiador diga esto, pues la historia personal de uno tiene la misma utilidad para su vida que tiene el estudio de la historia de la humanidad para ésta: no cometer los mismos errores del pasado, entender el presente y prever en sus rasgos esenciales el futuro. Lo discutible ya es qué hechos merece la pena recordar, pero esto es una "quaestio facti" a resolver examinando cada caso concreto.

¡Un abrazo!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Abogado de Sofía:
Estoy encantado con tus palabras, que sin duda, merecen una respuesta seria y bien pensada que te la daré en cuanto tenga tiempo. Ahora mismo me voy volando a la calle a una actividad literaria, pero en cuanto regrese te responderé. Me ha gustado mucho lo que dices. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Estimado amigo Abogado de Sofía:

La verdad es que cuando hice ese comentario en tu blog diciendo que eras comunista por ser joven, sólo lo decia a modo de ironía y de guasa. No tienes que tomártelo al pie de la letra.
He notado que eres una persona reflexiva, con una mente privilegiada y eso es bueno, porque tendrás armas que otros no tienen para intentar entender el mundo que te rodea.
Dices que tu alma ha envejecido por la reflexión. Yo creo en la idea de la reencarnación y por tanto, creo que hay almas más viejas que otras, almas que han reencarnado más, que han pasado por la prueba de la existencia terrenal más veces y por eso sus mentes, sus emociones y sus instintos son algo más evolucionados que los de otros seres humanos.
No creo que nazcamos siendo una tabla rasa, porque de ser así, sería imposible que hubieran tantas diferencias entre los seres humanos. Sería imposible que una persona como Mozart hiciera sinfonías con 8 años, y otras personas en toda su vida sean incapaces de memorizar una nota.

Luego hay personas que gozan, por ejemplo, con el dolor, y otros no lo soportan, hay personas que no paran de leer y sus libros son algo trascendental en su vida, y hay otras personas que se sienten torturados si los obligas a leer cualquier libro, por simple que sea.

Sobre tus reflexiones sobre el comunismo, ni las descarto ni las tomo como válidas para mí, y hago esto por una sencilla razón. No vivimos en los tiempos en que los pueblos pueden elegir libremente qué modelo político pondrán en práctica.
Sin ir más lejos, Cuba en 1959 instauró un gobierno de amplio apoyo popular y de inclinaciones comunistas, y un año después, en 1960, recibió la imposición de un fuerte bloqueo o embargo económico y financiero que dura hasta hoy. Con esto, no me pongo a plantearme cómo debería ser la población de un pueblo para que el comunismo funcionara.
Cuba, por ser una isla, pudo haber sido un laboratorio perfecto para implementar ese tipo de sociedad comunista, pero los Estados Unidos no estaban dispuestos a aceptar que dicho experimento arrojara resultados satisfactorios y por tanto, nocivos para la supervivencia del capitalismo, para el mantenimiento en la mente de los hombres de la idea de que no hay sociedad mejor que esta del mercado libre y de la libre empresa.

Allí en la isla, sin embargo, no estaban dispuestos a rendirse, y 50 años después el sistema político elegido sigue allí. Se ha sufrido mucho, y seguramente habrá muchos problemas, pero al menos se ha demostrado que aquello no se derrumba tan fácilmente, pues mucho ha querido tumbarlo la potencia más grande de la tierra, y siempre ha fracasado. También me ha demostrado que estamos muy lejos de ser un mundo verdaderamente democrático, puesto que para llevar adelante esa política contra mi país, se han violado sistemáticamente las leyes fundamentales del derecho internacional y se han violado los derechos humanos de los ciudadanos cubanos, norteamericanos, y hasta se ha violado la libertad de las empresas yanquis y de terceros países de comerciar con Cuba.
En fin, ha sido algo así como: “Violo la democracia, para que estos putos cubanos no la violen”. Algo así como: “Mato a mis hijos para que no se mueran de hambre”. En otras palabras, una barbaridad que nos demuestra que aún, (aunque ciertos medios de comunicación quieran ocultarlo) seguimos viviendo tiempos bárbaros.

Como podrás ver, yo no creo demasiado en las democracias occidentales, y por ende, en ninguna democracia. Para mí la democracia es que los pueblos puedan ejercer libremente el poder político, y desgraciadamente hoy los pueblos están demasiado atados a mil cosas como para ser verdaderamente libres. Ya vimos que en su día el pueblo español no puedo decirle al entonces presidente Aznar, no se meta en esa guerra sucia e ilegal.

No vivimos en un mundo que se mueva por una ética sana, por una moral sana, por unos principios sanos y altruistas. Vivimos en medio del imperio del dinero. La filosofía es simple. Lo que da dinero, vale, lo que no da dinero, no vale. Por eso es que no vemos en la televisión a poetas leyendo sus versos. La poesía no vende, y por tanto, no tiene derecho a estar en los medios. Esto lo pongo como uno de los tantos ejemplos que de esto hay.
Desde los grandes medios de comunicación nos transmiten una visión del mundo sesgada y siempre con la intención de empujarte hacia una postura política determinada. Luego, el pueblo tiene derecho a votar a quien lo gobierna, pero esa persona a la que el pueblo vota, no tiene el poder en última instancia, sino que es una persona que tomará el poder preso de muchos intereses económicos, en muchos casos, los intereses de esas grandes empresas que financiaron su campaña.

Todos los presidentes quieren la paz en el mundo, pero ninguno se plantea acabar con las fábricas de armas.
Aún seguimos mirando el mundo pensando en que prosperidad es sinónimo de ganancias materiales. Pero nos olvidamos del ser humano. No nos preocupa que el ser humano sostenga esta sociedad con ideas poco altruistas en su cabeza. El amor a lo material, el egoísmo, la insolidaridad, subyacen sobre la base de estas sociedades, que nos han llevado a producir mucho, pero que no nos han hecho mejores personas. Tampoco son sociedades que hayan sido responsables con el medio ambiente. Estamos destruyendo el planeta.
Con todo esto no quiero decir que haya que implantar el comunismo en el mundo, lo que quiero decir es que nos queda mucho camino por andar en cuanto a hacer de este mundo, un sitio más democrático.
Veo que te ha sorprendido que me cuestione si tiene utilidad o no almacenar mis recuerdos. Es que vivimos en tiempos tan complejos, que todo se puede cuestionar, y como te decía, que vale aquello que da dinero, si almacenar mis recuerdos me puede dar algo de dinero, entonces puede que tenga sentido, de lo contrario no.
Lo dejo aquí. Un gran abrazo y repetirte que estoy encantado con tus palabras. Te visitaré a menudo. Nos vemos.
Tadeo

JOSEFGONZ dijo...

ES UNA MARAVILLA ENER ESAS PEQUENAS COSAS QUE RECORDAR.
YO QUE SOY UN POCO MAS VIEJO QUE TU RECUERDO LAS CAMISAS DE MEZCLILLA CALADAS, LAS BOTAS DE E SCUELA AL CAMPO PULIDAS COMO ESPEJOS, LAS PLACAS DE ACETATO CON LOS GRUPOS DE LA EPOCA (MUCHOS DE ELLOS PROHIBIDOS). LAS CELEBRACIONES DE LOS 15 TODOS LOS FINES DE SEMANA DONDE SE BRIDABA EL VINO DE FRUTOAS HECHO POR LOS PADRES, EL DISCO DE LOS 15 DE PAUL ANKA!!! JA JA
ESTAS SACANDO DE LA GAVETA MUCHAS COSAS, TADEO.
GRACIAS
JF

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Jose Francisco:
Seguramente tendrás tú muchos recuerdos. Yo también tengo muchísimos recuerdos, pero poco a poco los iré sacando. Un abrazo:
Tadeo